El Sol Ingresa en Sagitario, tu horóscopo mensual

¿Qué son los Tránsitos?

Un tránsito muestra dónde se encuentran los planetas en un momento determinado, a esto se lo compara con las posiciones de los astros en el instante del nacimiento:  la carta natal.

Debido a que el Sol, la Luna, Mercurio y Venus y se mueven con relativa rapidez, sus tránsitos son pasajeros y rara vez se correlacionan con períodos significativos. Marte y Júpiter son más lentos, y sus efectos pueden hacerse notar algunos meses o, en el caso de Júpiter, incluso un año o más.

Los tránsitos de los planetas lentos –Saturno, Urano, Neptuno y Plutón– indican más bien períodos largos en que sus efectos se pueden hacer notar como “telón de fondo”. Cualquier tránsito de estos planetas advierte épocas claves de aprendizaje, lecciones y desafíos que se presentan a través de cambios.

En el momento de un tránsito, el planeta ocupa realmente un grado zodiacal determinado y puede -o no- formar aspecto con otro o con un punto particular de la carta. Es por esa razón, que no todos los Signos son mencionados. Son tenidos en cuenta en este informe, solamente aquellos signos influenciados por los tránsitos desarrollados. Tampoco se tienen en cuenta todas las influencias todos los meses, sino aquellas que por alguna particularidad necesitan ser mencionadas.

Neptuno retoma su movimiento directo

Neptuno, continúa transitando los primeros grados (días) del segundo decanato del Signo de Piscis hace tiempo ya, es un planeta muy lento y seguirá afectando esa zona del zodíaco. Su influencia es tan sutil que es difícil de incorporar en el plano material ya que se relaciona con estados “ideales”, pero, en general, irreales. Su energía puede estar acorde con momentos de conexión con los planos superiores, es favorable para la meditación y para la creatividad, está asociada con el arte, la fotografía, el cine. Pero bajo su influencia podemos vivir una realidad ficticia; Neptuno opera produciendo confusión y fabricando engañosas quimeras. Neptuno también está asociado al alcohol y a todo tipo de drogas o cualquier sustancia que altere la realidad.

A partir del 26 de noviembre, Neptuno retomará su movimiento directo y, por lo tanto, su influencia se hará más clara y notoria, lo que puede traducirse en aumento de sensibilidad, de tendencias artísticas, estéticas, creativas o una mayor tendencia a huir de la realidad o ilusionarse en extremo. Neptuno desde el grado 13 (donde estará estacionado hasta los primeros días de enero y donde conjuntará con Marte el día 7 de diciembre) estará influyendo favorablemente a los nativos de los primeros días del segundo decanato de Escorpio, Cáncer y Piscis (con recaudos) así como a Tauro y Capricornio, para los que se presentarán oportunidades de creatividad y de inspiración, Neptuno les otorgará una fina sensibilidad, permitiéndole cierto dominio intuitivo de las situaciones.

Para los nacidos en el segundo decanato de los signos de Virgo, Sagitario, Géminis y Piscis, ¡atención! El peligro reside en verse demasiado inmerso en sueños y fantasías, aislarse en la subjetividad, en no reconocer la realidad, el momento de tomar contacto con ella puede ser muy doloroso.  ¡Cuidado! el tránsito de Marte en conjunción a Neptuno puede sincronizar con un aumento de la sensibilidad y susceptibilidad, las alergias y las intoxicaciones.

 

Júpiter en Sagitario

Júpiter el gran benéfico del zodiaco, el planeta de la expansión y del crecimiento, después de doce años, ingresará en el Signo de su domicilio diurno, Sagitario el 9 de noviembre, donde permanecerá hasta el 3 de diciembre del 2019 cuando ingrese a su Signo de caída, Capricornio.

Júpiter conocido como el gran benéfico, el ‘protector’, es un planeta asociado con la buena suerte que cada cierto tiempo nos visita; sin embargo, habrá que tener presente que Júpiter, para salir de apuros, pacta (recordemos el rapto de Proserpina, por parte de Plutón al no poder rescatarla de manos de su captor, negocia). Las influencias de Júpiter se deslizan, entonces, a través de pactos, de convenios, ayudas, acuerdos, convenciones, (foros, congresos), para resolver problemas aparentemente insolubles. Cuando recibimos la buena influencia de Júpiter, todo nos sale bien, la abundancia nos visita. Cuando recibimos influencias adversas de él (en tiempos de cuadratura u oposición, el desorden especialmente administrativo y en lo personal, la falta de valores éticos, así como la extravagancia y el exceso de confianza y en las actividades, nos traen problemas e inconvenientes. Las buenas influencias de Júpiter se asocian con las fuerzas divinas y la de sus enviados.

En Sagitario la expansión y benevolencia de Júpiter, confiere, además de una inteligencia vasta y bien ordenada, método. Ideas claras, juicio correcto. Respeto por el orden establecido. Benevolencia, confianza, optimismo, generosidad, simpatía. Elevación, cargos importantes, suerte en general, éxitos económicos. Puede estimular el interés por la religión, otorgar aptitudes filosóficas, disposición para el estudio de las leyes, facilidad para los idiomas y amor por los viajes.

Reciben a Júpiter desde un ángulo favorable los Signos de Sagitario, Leo y Aries, será para ellos, especialmente para Sagitario un año ideal para progresar, superar dificultades, avanzar profesionalmente y mejorar la vida social. Júpiter en buen aspecto a nuestro Sol natal, seguramente abrirá puertas, brindará oportunidades y sincronizará con etapas de crecimiento. Júpiter favorece así mismo en asuntos judiciales y viajes, aparecerán oportunidades aumentando la autoconfianza, que es donde residen muchos de los peligros de Júpiter. Si bien con este tránsito hay tendencia a estar más relajados, también a estar más desordenados e indisciplinados y muchas veces no se estará predispuesto a los esfuerzos.

Géminis recibirá la influencia de Júpiter desde la oposición, alentando mejoras en sus relaciones, lazos satisfactorios y apoyos.

En cambio, influencia a los Signos de Piscis y Virgo desde un ángulo adverso. Cuando los aspectos de Júpiter son disonantes, son nocivos por su lado excesivo, empujan al sujeto a exagerar, a correr riesgos por espíritu de lucro o para hacerse valer. Proyectarse hacia adelante con un exceso de optimismo puede significar, por ejemplo, pedir un préstamo que no seremos capaces de devolver o gastar demasiado para comprar alguna cosa que en realidad no necesitamos. Tampoco “la suerte” (Júpiter) está de nuestro lado y todo puede costar más esfuerzo.

Marte en Piscis

Marte, ingresó al Signo de Piscis, el 16 de noviembre y permanecerá en este Signo hasta el 1 de enero 2019 cuando ingrese en uno de sus domicilios, Aries.

Marte en Piscis incrementa mucho la energía emocional, aunque aporta un nivel más bajo de energía física En general, quienes tienen Marte en Piscis son idealistas y existe en ellos una tendencia a luchar por los demás, pero también porque en Piscis la acción y la energía se hacen difusas y pueden provocar confusión, mala dirección o excesiva maleabilidad. La persona necesitará períodos de descanso y soledad para reponer sus energías. Su gran sensibilidad emocional puede ser un inconveniente para tener confianza en sí mismo y ser más decidido. También puede inclinar a las adicciones. En los casos más extremos, estos nativos pueden renunciar a la lucha y refugiarse en la soledad o desplegar grandes energías en la lucha por alcanzar ideales, que no satisfacen las necesidades de la vida mundana. Corren el riesgo de sufrir temores y fobias, también en el terreno sexual. Es una posición que favorece el éxito a quienes trabajan cárceles, hospitales o en lugares aislados.

Con Marte en Piscis las emociones surgen con fuerza y será adecuado orientarlas hacia tareas relacionadas con las artes, como el teatro o las actividades y deportes relacionadas con el agua, como la natación, el velerismo, el sky acuático y el windsurf. Sin embargo, es indispensable tratar de clarificar las conductas y establecer pautas de trabajo a fin de ordenarse. Marte tiene que ver con los impulsos y la actividad, por lo que es recomendable para todas las personas pertenecientes al Signo de Piscis que inicien actividades con orden y disciplina, que pongan en marcha proyectos, ya que habrá que aprovechar el caudal energético. Marte, es un gran agitador y si bien va a significar para Piscis un período de intensa actividad, su tránsito también puede estar asociado a períodos de alto stress y tensiones.

Para Sagitario, Géminis y Virgo el paso de Marte en aspecto disonante indicará momentos de cambios, desafíos y esfuerzos. Marte en aspecto tenso atrae al riesgo e inclina a decisiones impulsivas. Suma la impaciencia, ansiedad o a la falta de control a una gran excitabilidad. Son períodos en los que falta la calma, el equilibrio y la imparcialidad. Si se toman decisiones precipitadas hay peligro de cometer errores fatales.

Este tránsito, en cambio, beneficia a los nativos de Escorpio, Cáncer, Tauro, Capricornio, enviándoles energía adicional, una activa época de revitalización. Marte en buen aspecto, estimula la vitalidad y la fuerza física. Se sentirán en plena forma y experimentarán necesidad de exteriorizar sus energías. El estado de ánimo será más enérgico y audaz.

Durante los últimos días de noviembre y la primera semana de diciembre, Marte formará parte de diversas configuraciones tensas. El día 7 de diciembre hará conjunción exacta con Neptuno, especial atención al segundo decanato de los Signos mutables: Géminis, Sagitario, Virgo, Piscis quienes pueden verse afectados por diversas tensiones: cuidado también  con alergias, intoxicaciones, e infecciones.

Mercurio se pone directo en Escorpio

Acerca de la retrogradación de los planetas, el astrólogo Zahel comenta: Todo planeta que fuera significador y empiece su movimiento directo, indica la renovación de la actividad de los hechos y de las energías y relanzamiento de estas o su movimiento en sentido positivo.

Por lo tanto, podremos relanzar aquellas actividades relacionadas con Mercurio, que es el planeta que para la astrología representa los principios de la comunicación, la reflexión, el que gobierna nuestros intereses, habilidades, el que se relaciona con todas las formas de comunicación y desplazamientos.

Recordemos que Mercurio en Escorpio, nos inclina a una comunicación más intuitiva, aguda y crítica. Mercurio en este signo nos da la oportunidad de penetrar en temas enigmáticos que nos parecen comprometidos, difíciles y complicados. Será oportuno visitar a un psicólogo, un terapeuta o investigar nuestras vidas pasadas o aquellas cuestiones insondables que nos den curiosidad de conocer para comprender un poco más sobre la naturaleza humana.

Durante este breve período se verán favorecidos los últimos grados (días) de los Signos de Agua:  Cáncer, Piscis y Escorpio en las compras, las ventas, la firma de acuerdos y contratos, así como los viajes de trabajo y las perspectivas para la compra de una vivienda o de bienes relacionados con el hogar. Igualmente incidirá en el desarrollo de ciertas habilidades ligadas al comercio, la literatura o los medios de comunicación.

Los menos beneficiados con esta posición son los últimos grados (días) de los Signos Fijos: Tauro, Acuario y Leo, los cuales pueden crear falsas expectativas que los hagan perder de vista el centro de los problemas. Puede haber demoras y complicaciones en los viajes. Habrá que cuidarse: algunas lenguas pueden llegar a ser como aguijones venenosos.

Mercurio reingresa a Sagitario

Mercurio reingresará a Sagitario, el día 13 de diciembre llegando el día 25 al mismo grado donde comenzó su retrogradación (el grado 13 de Sagitario, segundo decanato del signo).

Mercurio en Sagitario actúa de forma franca y se expresa muchas veces a través de los viajes (físicos o mentales) o la filosofía. Desde allí brindará cualidades mentales relativas al idealismo y la religión. Como se encuentra en el signo de su exilio, se debe prestar especial atención a la exageración y a la falta de tacto.

 

Sagitario es el tercer signo de Fuego, un Fuego más interior, más espiritual, pero no menos estimulante que los otros. Quienes hayan nacido con Mercurio en este Signo tendrán una gran independencia de ideas, gusto por los viajes y serán capaces de tener más de una ocupación a la vez, es una posición que puede convenir para las carreras más diversas, favorable a éxitos sociales y políticos.

Durante este período se verán beneficiados los signos de Fuego (Sagitario, Leo y Aries) quienes verán facilitadas sus posibilidades de viajar, concretar pactos, acuerdos, conversaciones y reuniones de negocios, esta posición de Mercurio posibilita la conexión con otros países y con personas de otros lugares.

En cambio, para los nativos de Virgo, Géminis y Piscis, lo más probable es que se encuentren en momentos de una alta dosis de desorganización, y falta de concentración. No serán momentos adecuados para cerrar pactos, acuerdos, contratos y se podrán presentar dificultades en los viajes. 

Venus reingresa a Escorpio

El día 3 de diciembre Venus reingresará a Escorpio, llegando el día 18 al grado 10 (finales del primer decanato) en donde comenzó su retrogradación.

Aunque en movimiento directo Venus, el planeta del amor, del placer y de las relaciones se encontrará transitando uno de los Signos de su exilio donde se encuentra debilitada.

En Escorpio la sensualidad de Venus estará unida al impulso de Marte. Venus en Escorpio es sexualmente atractiva, aunque tormentosa. Indica fuertes pasiones, y da tendencia a los celos, el planeta del amor y del placer en el signo de su exilio (debilidad planetaria) no se expresa bien ya que este signo, regido por Marte, encarna todo lo que es agresivo y enérgico, mientras que Venus representa todo lo contrario, manifestándose a través del amor y la atracción. Durante este paso las pasiones y los deseos sexuales serán fuertes y la naturaleza amorosa necesitará regeneración y reorientación. El paso de Venus por su propio signo dará a Escorpio una acción dinámica encaminada hacia proyectos constructivos en los afectos, en las relaciones con el arte, la moda, las actividades sociales y será favorable para el desarrollo de su magnetismo personal, aumentará la felicidad en la pareja y en las relaciones sociales y afectivas.  Piscis y Cáncer también se verán favorecidos por esta influencia.

Para Tauro, Leo y Acuario el paso de Venus por Escorpio no será tan favorable, pudiendo vivir momentos difíciles ya que podrían aumentar las situaciones hostiles latentes en la vida doméstica. Habrá tendencia a actuar de forma obsesiva, aunque se ganará más actuando con inteligencia. Estos días serán riesgosos para efectuar inversiones en objetos de valor y para la economía en general.

 

Patricia Kesselman, astróloga

Buenos Aires, noviembre 2018

 

 

 

Compartir

2 thoughts on “El Sol Ingresa en Sagitario, tu horóscopo mensual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *