Piscis

Piscis es un signo femenino,  mutable de agua, domicilio de Júpiter, exaltación de Venus, caída y exilio de Mercurio, signo donde el planeta de la comunicación encuentra su máxima debilidad. Se le asigna Neptuno como regente moderno. El Sol atraviesa el Signo tropical de Piscis desde el 19 de febrero hasta el 21 de marzo.

Piscis, como todos los signos mutables, representa en período final de la estación. Cuando el sol comienza a transitar por este signo el verano tiene su fase final en el hemisferio sur, mientras que en el hemisferio norte termina el invierno.
Piscis proviene de la constelación caldea que tenía como símbolo “las colas”, indicativo del final de un ciclo. Después se fusionó con la golondrina de mar, que se creía una especie de pez volador.
Para los caldeos, cuando el sol atravesaba el signo de Piscis comenzaba la pesca abundante. Existen bajorrelieves donde se muestra la pesca como alimento de los pueblos mesopotámicos.

Los primitivos cristianos dibujaban un pez en la tumba de sus muertos y utilizaban este símbolo como señal de identificación. El símbolo del pez estuvo relacionado desde siempre con lo oculto y lo sensible.
¿Cómo son sus nativos?
Los nativos de Piscis son extremadamente sensibles, receptivos y emotivos. Llegan, en algunos casos, a la hipersensibilidad y al recelo. Son muy influenciables, absorben todo tipo de impresiones con el peligro de caer en la confusión y en la desorganización.
Saben servir, ayudar y colaborar, pero no soportan las presiones agresivas ni el avasallamiento. Responden con simpatía y tacto al sufrimiento de los demás.
Su sensualidad está acorde con su fantasía y su entrega suele ser incondicional para quienes integren su hogar o sus afectos.
No se preocupa en ceder terreno en un cambio de opiniones, su ego se abastece de sensaciones que no pertenecen al mundo tangible.
Si Piscis tiene una carta natal armónica en su conjunto, sus principales virtudes pueden ser hospitalidad, compasión, comprensión amplia y ágil, amplitud en sus puntos de vista, pacifismo, romanticismo y alegría de vivir.
Sin embargo, si el conjunto de la carta astral es inarmónico, algunos de sus más notorios defectos pueden ser inestabilidad, caos, pereza, indolencia, falta de voluntad.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *