El Sol entra en Leo, tu horóscopo mensual

El Sol transitará el Signo de Leo desde el 22 de julio al 23 de agosto del 2017. Leo es un Signo Diurno, Fijo y de Fuego, regido por el Sol, principio masculino y activo, relacionado con la creación, la irradiación, el brillo, el poder, la autoridad.

Designa las cosas elevadas y destacadas, el poder, el lujo, la fuerza etc.

Los Signos Fijos corresponden al momento en que la estación ha llegado a su plenitud y permanece estable, por eso es por lo que tienen un efecto estabilizador sobre los planetas, que allí funcionan de manera constante, firme, permanente, invariable y sólida.

Leo corresponde al punto álgido del verano en el hemisferio Norte, al de máximo calor, al momento de maduración de la vegetación. El esplendor dorado de la tierra, aquella época del año en la que la naturaleza ha alcanzado su pleno desarrollo, es entonces cuando los campos, huertas y árboles ofrecen sus frutos con generosidad y abundancia.

Leo está gobernado por el astro rey de nuestro sistema solar, por eso simboliza la autoridad, el poder, la nobleza, lo elevado, brillante, destacado y, como la estación que le corresponde, es generoso y creativo.

Debido a la intensidad de sus emociones, para estos nativos, la vida en general y las relaciones en particular, pueden convertirse en un escenario idóneo para manifestarse. Son histrionicos, brillantes, les gusta impresionar, buscan la admiración de los demás y ser el centro allí donde estén.

En el cuerpo, Leo gobierna el corazón y la circulación sanguínea. Sus enfermedades son, por lo tanto, las afecciones cardíacas y todos los trastornos de la circulación procedentes de alguna alteración de la sangre, tales como fiebres, inflamaciones o intoxicaciones.

Los Leoninos

La sola presencia de un Leo llena de energía y vitalidad a su entorno: alegres, divertidos, tienen confianza en sí mismos. Líderes naturales, son cálidos, afectivos,

y sociables. Son super generosos y compañeros, pero muy sensibles a lo que hiere su amor propio. Suelen ponerse metas altas, con frecuencia demasiado altas. Tienen bien desarrollado su sentido artístico y nada que sea hermoso, noble o elevado puede dejarlos indiferentes. Dueños de un gran talento organizativo y de un gran poder de decisión, saben hacer las delicias y llegar al corazón de los demás. Les cuesta pasar desapercibidos, requieren atención y necesitan que los traten como creen merecerse: tienen un alto sentido de dignidad y a veces pueden ser demasiado orgullosos.

Si posee una carta natal cuyo conjunto sea armónico, mostrará las principales virtudes del signo: auto-confianza, voluntad, generosidad, capacidad de organización o de liderazgo.

Algunos de sus más destacados defectos pueden ser una tendencia al dominio, la presunción, el orgullo, la arrogancia y la falta de organización. Puede fracasar en sus proyectos debido a aspiraciones demasiado amplias, a metas en exceso elevadas.

Marte en Leo

Marte, el dios mitológico de la guerra, el planeta de la acción y de la puesta en marcha, jugará un rol importante durante este período, ingresa al Signo trópico de Leo el 21 julio 2017 permaneciendo allí hasta el 6 de septiembre cuando ingrese a Virgo.

Marte es un planeta caliente y seco mientras que Leo es un signo caliente y seco, por lo tanto, en este Signo el planeta tiene una expresión clara, notable y estimulante, quizás un poco excesiva que inclina hacia la ambición, la irascibilidad, a comportarse muchas veces de manera arrogante, osada, temeraria. Otorga una fuerte voluntad y grandes dosis de optimismo. Marte va a hacer conjunción exacta al Sol el día 25 de julio.

Marte favorece en este período a los Signos de Fuego: Aries, Sagitario, para los que será un tiempo de gran vitalidad acciones creativas, donde se podrá orientar el poder de la voluntad. Sentirán mayor energía física, alegría de vivir, mayor necesidad de acción y decisión. Será una buena época para emprender nuevas tareas. Aunque es un aspecto favorable, también es un momento que puede implicar cierto descuido por sentirse pleno y energético y tender a tomar riesgos financieros o comprar cosas innecesarias.

Demasiada confianza en sí mismo puede ser también perjudicial. Para los nativos de Leo, Marte puede implicar tensiones, una conducta impulsiva o una actitud agresiva con sus consecuentes resentimientos, en especial en la relación con los demás.

Para Tauro, Escorpio y Acuario, es aconsejable: evitar exponerse a riesgos innecesarios, no tomar decisiones apresuradas, evitar discusiones y peleas ya que esta poderosa energía estará orbitando desde un ángulo desfavorable. Si tienen litigios entre manos, obren con mucha prudencia. Los riesgos y peligros de cortes, golpes o accidentes estarán presentes. Evitar manipular herramientas y objetos cortantes. Cuidado con el fuego.

Venus en Cáncer

Venus, el llamado benéfico menor, que representa la belleza, los amores, las artes, los placeres, transitará el Signo de Cáncer entre el 31 de julio y el 26 de agosto. Con Venus en Cáncer se unen las emociones lunares con la sensualidad venusina, a través de una energía fuertemente emotiva, impulsa la necesidad de recibir afecto. Se manifiesta de forma tierna, sensible y maternal, a través del hogar, los niños, la familia, pero a veces se comporta en forma inestable.

Serán tiempos favorables especialmente para los signos de Agua (Cáncer, Escorpio, Piscis), tiempos de agradar a los demás, momentos excelentes para cualquier expresión afectiva social, familiar o artística, y también para las actividades financieras, así como poder obtener beneficios a través de bienes inmuebles o de asuntos de familia, Venus se manifestará a través de los sentimientos y también a través de este tipo de actividades. También es un buen momento para la expresión creativa o para apreciar el arte de otros mediante visitas a conciertos o museos.

Capricornio, Aries y Libra se ven influenciados por Venus desde un ángulo poco favorable, por lo que podrán vivir tiempos de inestabilidad emocional, mal humor y falta de constancia en las expresiones afectivas. Días de hipersensibilidad y con tendencia a tomar las cosas demasiado a pecho. No es el mejor momento para salir de compras o decorar la casa. Pero este tránsito sólo durará pocos días y no tendrá mayores consecuencias.

Mercurio en Virgo

Mercurio entrará en su domicilio, Virgo, el 26 de julio del 2017, aportando capacidad de análisis, orden en las ideas, ingenio y celeridad en los negocios a los signos de Tierra (Virgo, Capricornio y Tauro) a quienes les surgirán perspectivas laborales novedosas, agilizando los trámites demorados y vitalizando su comunicación. Pueden cerrar tratos y acuerdos comerciales que se verán facilitados en este período. Además de promover negocios lucrativos, la influencia de Mercurio activa para estos signos la llama de la creatividad y le da brillo al intelecto a través de la palabra hablada y escrita.

Sagitario, Piscis y Géminis, en cambio, pueden atravesar circunstancias difíciles tanto para comunicar como para acordar. Puede haber interferencia en los estudios o cometerse errores por falta de atención. Además, puede verse afectada la faz comercial y las fuentes de producción monetaria, así como viajes poco afortunados y momentos de frustración intelectual.

El 13 de agosto Mercurio estacionará su movimiento para retrogradar, permaneciendo en esta condición hasta el 5 de septiembre cuando retome su movimiento directo.

Cada cierto tiempo, todos los planetas (exceptuando la Luna y el Sol) parecen detener su movimiento en los cielos e ir en retroceso, a esto se le llama movimiento retrógrado.

Este movimiento retrógrado (o apariencia de retroceso) es consecuencia de la diferencia entre las velocidades de rotación de los planetas al verlos desde un punto también en movimiento, el planeta se ve como si marchara “hacia atrás” en el cielo, podemos comparar este movimiento con la ilusión que experimentaríamos si estuviésemos en un vehículo que comienza a moverse junto a otro que avanza más lentamente y nos parece que el que está al lado nuestro va retrocediendo, aunque solamente es una ilusión óptica.

Previamente a esto hay un período de “estacionamiento” en el cielo que sucede cuando el planeta pareciera no moverse a causa de que casi no avanza.

Mercurio retrógrado, los efectos y a quiénes afecta

Mercurio es el planeta que para la astrología representa los principios de la comunicación, reflexión, el que gobierna nuestros intereses, habilidades, el que se relaciona con nuestros desplazamientos, nuestra adaptabilidad, los vecinos, hermanos, el transporte, los mensajes y todas las formas de comunicación escrita u oral tales como correo, correo electrónico, teléfono, los papeles y los contratos. Todas esas áreas pueden verse turbadas o alteradas durante este período.

Cuando Mercurio se pone retrógrado, cualquier circunstancia que comience en esos momentos podrá no resultar como pensábamos en un principio, ya que la retrogradación representa un periodo en el cual los conceptos asociados al planeta dificultan su expresión. Los antiguos astrólogos consideraban que cuando un planeta comenzaba su retrogradación, es decir, cuando se hallaba en su primera estación, indicaba disolución y fallo en el suceso.

Por esa razón, cuando Mercurio está retrógrado en el cielo es una oportunidad de pensar en formas de mejorar la vida, para planificar y organizar cambios. Los ajustes realizados durante estos periodos permanecerán. Conocer los tiempos de retrogradación de Mercurio nos puede ayudar a comprender que las cosas pueden ir lejos de su camino habitual, y así evitar la posibilidad de malentendidos, demoras, negociaciones interrumpidas, comunicaciones defectuosas, etc. Habrá que estar alerta para hacer frente a cualquier cambio imprevisto, a obstáculos y confusiones que puedan presentarse, así como también para entender el impacto en nuestra mente, y en nuestro proceso de pensamiento.

Con Mercurio retrógrado en el cielo es momento para revisar, reordenar, recapitular lo que ya hemos hecho, terminar lo pendiente pero no para comenzar nada. Como cada vez que Mercurio retrograda habrá tendencia a los deslices. Por ello habrá que tratar de evitar errores de juicio, no seguir los impulsos porque pueden darse malentendidos, revisar bien papeles y documentos para no incurrir en descuidos. Sin embargo, si nos detenemos a reflexionar pueden ser tiempos muy creativos donde nos volveremos más intuitivos, receptivos y nos resultará provechoso revisar situaciones.

Esta vez Mercurio retrograda entre los primeros grados de Virgo y los últimos de Leo, esto puede afectar fundamentalmente a todos los Signos, pero con mayor énfasis a los primeros grados (días) de los Signos Mutables (Virgo, Piscis, Géminis, Sagitario) y los últimos grados de los Signos Fijos (Leo, Acuario, Tauro, Escorpio).

Igualmente convendría prestar atención, porque quienes no conocen su Carta Natal podrían, de todos modos, tener puntos sensibles en esos grados y estar igualmente afectados.

¡Atención con las lunaciones!

Las tres lunaciones que se producen en el signo de Leo serán movilizadoras.

La luna nueva del 23 de julio se produce en los primeros grados del Signo de Leo, en conjunción a Marte, por lo cual puede estar teñida de un exceso de impulso y agresividad. Aquellas personas que tengan puntos sensibles en los primeros grados de los Signos Fijos deben tratar de controlar los impulsos y la combatividad, evitando exponerse a riesgos innecesarios, especialmente en aquellos días cercanos a la lunación.

La Luna llena del 7 de agosto será un eclipse de Luna y la Luna nueva del 21 de agosto un eclipse de Sol, que afectarán respectivamente los grados medios del Signo (el eclipse se produce en el grado 15º), o sea a quienes tengan puntos sensibles a mitad de los Signos Fijos y quienes tengan puntos sensibles al final del Signo.

La palabra “eclipse” proviene del latín “eclipsis”, que a su vez viene del griego “eclipsis”, que significa desaparición. Y esto es precisamente un eclipse: la desaparición transitoria total o parcial de un astro por interposición de otro cuerpo celeste ante los ojos de un observador. Un eclipse solar, que ocurre durante la Luna Nueva, literalmente torna el día en noche. Un eclipse lunar, que ocurre en Luna Llena, parece borrar a la luna del cielo. En una Luna nueva los Luminares (Sol y Luna) están conjuntos, en una Luna llena están opuestos. Los eclipses son lunaciones especiales que se producen sobre la eclíptica, el “camino” del Sol en su paso por las diferentes constelaciones, y, todos los años se producen algunos tanto de Sol como de Luna.

Por corresponder el Sol y la Luna, a factores consientes e inconscientes respectivamente, al opacarse u oscurecerse en un eclipse, en cada caso generan un conflicto que provoca una movilización; la crisis en cuestión puede tener que ver con un reordenamiento, una reorganización, asuntos en la vida que requieran mayor atención y energía.

Un eclipse de Sol puede simbolizar la desaparición momentánea de nuestro potencial interior, sentimos ausencia de poder personal, de voluntad, de capacidad para visualizar metas personales, en cambio, un eclipse lunar nos fuerza a comprobar nuestro pasado (Luna) a la luz de la experiencia actual, y, puede relacionarse con confusión y momentos particularmente propicios para esconder, ocultar, fomentar o expandir “sombras” de manifestación emocional. Para la astrología el Sol es el dador de vida y energía, su oscurecimiento en el cielo, aunque sea por una pequeña porción de tiempo como sucede en un eclipse, es una señal de ausencia de las mismas. Existe una interacción entre eclipses y desvitalización, por esa razón cuando nos afectan los eclipses de Sol, puede que nos sintamos más cansados, estresados, fatigados o abatidos.

Durante los eclipses de Luna nuestras emociones y sentimientos pueden desbordarse hasta un punto de ser percibidos claramente por los demás, pueden presentarse momentos de alteración, desorden, desconcierto o confusión, un sentimiento teñido de nostalgia o pesimismo por cosas de la vida que uno siente que está dejando atrás y lo que parece ser, en realidad no es.

Es recomendable durante ese tiempo estar muy en contacto con nuestro Ser interno practicando actividades que se relacionen con la meditación, reflexión e introspección, aprovechando la oportunidad para percibir nuestros condicionamientos y ataduras, los viejos modos de pensar o de sentir y que ahora ya van quedando obsoletos, con el fin de elaborarlos y reorientar de esta manera nuestro camino explorando nuevas posibilidades.

En astrología consideramos que los eclipses afectan un determinado punto y su opuesto, y, en el caso de estar afectado dicho eclipse por malos aspectos también los consideraremos como puntos sensibilizados por el fenómeno celeste. En general el efecto de un eclipse no se nota solamente en el momento de producirse el mismo, desde la antigüedad se consideraba que un eclipse tenía vigencia hasta producirse el siguiente de la misma clase, por lo que probablemente notaremos sus efectos también cuando un planeta “activador” (generalmente Marte) toque el punto del eclipse, es por esa razón que, en ocasiones, los eclipses parecen no provocar nada hasta un tiempo después. Están vigentes por largo tiempo.

Como el planeta Marte en este período no estará muy lejos del astro rey, debido a su posterior paso por el punto del eclipse, y, además, por el movimiento de retrogradación de Mercurio, el eclipse estará activo en este tiempo hasta aproximadamente el día 9 de septiembre, cuando Mercurio reingrese a Virgo alejándose del punto del eclipse.

Patricia Kesselman

Julio 2017

 

Compartir

1 Comment

  1. […] La Luna llena del 7 de agosto también será un eclipse. En este enlace encontrarás consejos para los eclipses de agosto: http://kesselman.com.ar/web/index.php/2017/07/26/el-sol-entra-en-leo-tu-horoscopo-mensual/ […]

Deja un comentario