El Sol entra en Acuario, tu horóscopo mensual

Acuario es un signo Fijo y de Aire. Su regente tradicional es Saturno, al que se le agrega Urano, tras su descubrimiento. Este año 2018, el Sol atravesará la constelación de Acuario desde el 21 de enero hasta el 19 de febrero, cuando entre en el signo de Piscis.

Acuario, como todos los signos Fijos, representa el período estable de la estación, en este caso, invernal (en el hemisferio Norte), es por eso que es sólido, firme y concentra las cosas. Por ser un signo de Aire, esto se expresa en el plano mental, por lo que sus nativos necesitan de estímulos intelectuales, del razonamiento y la conversación.

Para la astrología tradicional, cuando el Sol se encuentra en Acuario se encuentra en el signo de su “exilio” (signo opuesto a su domicilio) y no puede ya ejercer un influjo tan intenso como cuando irradia sus energías desde su regencia. Leo, que hace referencia al ego, al yo y al poder creativo propio; en Acuario, en cambio, el Sol se expresa a un nivel más colectivo. Es por esta razón que su naturaleza puede verse condicionada y no manifestarse con claridad ya que se expone a experiencias sociales en diferentes niveles. Muchas veces, puede dar la sensación que tiene que dejar su yo de lado para brindarse a una causa y también indica que se necesita de ese entorno social para evolucionar.

Seguir leyendo «El Sol entra en Acuario, tu horóscopo mensual»

Año Nuevo, rituales viejos

Tradiciones para celebrar el nuevo año  siempre han existido en todas las culturas y tiempos, cada país y región tiene sus propias cábalas y rituales, éstas son algunas de los que se realizan para recibir el año.

El brindis es quizás el ritual por excelencia de toda celebración al sonar las doce campanadas que marcan el fin de un año y el comienzo de otro nuevo.

En relación al origen del ritual de las doce uvas y la buena suerte me encuentro con que existen muchas versiones al respecto.

Hay teorías que atribuyen esta tradición a unos viticultores de Alicante a los que les sobraba la cosecha de uva. Otros aseguran que la costumbre se inició en Italia. Sin embargo, los más fieles seguidores de las uvas de la buena suerte, aseguran que sus inventores fueron los hebreos, a los que les gustaba regalar a sus invitados al final del año una uva por cada hora que habían pasado juntos. Sea cual sea su origen, el ritual consiste en comerse doce uvas al son de las doce campanadas por «un año más». Seguir leyendo «Año Nuevo, rituales viejos»

Buena suerte, mala suerte, qué regalar?

Llega esta época del año y es difícil decidirse acerca de qué regalar. Unos consejos para atraer la buena suerte y evitar la mala.

Esto  es lo que NO tienes que regalar en Navidad y porqué

He aquí una pequeña lista de los objetos que no se regalan porque según las supersticiones, traen mala suerte o sufrimiento

  • Es bien sabido que un cuchillo se paga, nunca se regala. Es indicación de enemistad,  trae mala suerte y «corta la amistad» entre quien lo da y quien lo recibe. Comparte esta propiedad con todas las herramientas punzantes o cortantes. Esto se debe a que las armas están asociadas con el planeta Marte, el dios mitológico de la guerra, la destrucción y la violencia. De acuerdo a la astrología, el  maléfico menor está relacionado con todo tipo de desgracias. Dice Ali Ben Ragel astrólogo medieval «Marte es un planeta de maldad natural. Es gastador, malvado, cruel, ama matar y las matanzas, las peleas, los pleitos y las discusiones. Es el planeta rojo, de la sangre, de la infortuna rápida, el que se ensaña pronto con crueldad y el que no se controla cuando se enoja”.Debido a la naturaleza impetuosa y agresiva de Marte, los objetos con él relacionados serán considerados “agresivos”.
  • Regalar  relojes indica despedida: Los relojes, están relacionados con Saturno (Cronos) dios del Tiempo, el maléfico mayor, de quien nos dice Ali Ben Ragel: “Saturno es un planeta viejo, cansado, de desprecios, penas, tristezas y largas enfermedades. Su naturaleza es fría y seca y se parece a la melancolía, que es gobernada por todas las emociones y ninguna de las emociones.” Por lo tanto al reloj se lo asocia con Saturno que representará frialdad, y enfriamiento de las relaciones. Si a pesar de todo, alguien te hace uno de estos obsequios, debes darle una pequeña moneda a cambio, para crear la ilusión de estar comprando el artículo
  • Tampoco se regalan  pañuelos pues presagian lágrimas,. en el caso que te regalen uno recurre otra vez al “truquito” de “comprárselo” con una moneda a la persona que te lo está regalando.Los pañuelos están relacionados con la Luna. La reina de la noche en la Astrología no sólo está asociada a las emociones y a los sentimientos sino que lo está también con los líquidos en general. “Ella es fría y húmeda y su luz se daña con facilidad. Es la reina de la noche y su gobernadora, poderosa sobre la mar en su crecimiento y en su mengua” Seguramente el regalar un pañuelo se asocia con “atraer” lágrimas por la ley de la “simpatía” (lo igual atrae a lo semejante) , lo mismo que sucede cuando nos dicen:  no te olvides, al regalar un monedero o una billetera, tiene que llevar dinero dentro, para a quien se lo regales no le falte

Buena Suerte

En las culturas asiáticas, especialmente las que utilizan en el Feng Shui las plantas se consideran símbolos de buena suerte y se utilizan para armonizar. Llevar una planta como un regalo es una gran manera de ofrecer la buena suerte a la casa que se está visitando. Las plantas de bambú representan prosperidad. Las flores también representan diferentes formas de buena suerte, así que pueden ser apropiadas para este tipo de presentes.

trebol

Regalar figuras de animales para atraer la suerte

También, de acuerdo al Feng Shui se cree que, pinturas o algunas figuras de animales dan buena suerte. Los dragones, las tortugas o las ranas son símbolos de buena suerte para un hogar. Las tortugas simbolizan buena salud y larga vida. Las ranas traen riqueza a una casa, y los dragones se colocan frente a la casa para protegerla.

Recomendaciones para el día de año nuevo:

A medianoche hay que besar una persona del sexo opuesto debajo del muérdago para asegurar la felicidad de ambos durante todo el año.
El primer día del año no hay que barrer la casa ya que entonces “barreremos” la suerte de ese lugar.No barras nunca un 1º de enero.
¡Ah! Y prestar atención a lo que hacemos ese día, porque lo que hagamos va a marcar el año!