Las 12 Casas Astrológicas: significados de la rueda del zodiaco

Cuando hablamos de astrología, hay mucho más que solamente conocer tu propio signo del zodiaco (o Sol). Los planetas, los elementos, el signo lunar y las casas entran en juego para intentar darle sentido a una carta. La rueda del zodiaco completa está compuesta por 12 signos, 12 casas y 10 planetas, y cada casa se rige por un signo correspondiente. Cada carta o mapa depende de en qué signos y casas estaban los planetas en el momento exacto, el lugar y la fecha en que nacimos.

En el instante de nacimiento, el signo que se elevaba por el horizonte Oriental, se convierte en la primera casa, o ascendente.

No hay que confundir casa con signo, ya que ambos se basan en diferentes movimientos de la Tierra. Ésta tiene dos movimientos: uno es el movimiento de traslación, que efectúa describiendo su órbita alrededor del Sol, que es lo que determina el año y el cambio de estaciones. Visto desde nuestro planeta parece como si fuera el Sol el que se mueve, pero, aunque es a la inversa, la astrología toma el punto de vista del observador que está aquí en la Tierra. Es geocéntrica. Ese espacio anual se divide en 12 signos de 30 grados cada uno.

Un día, doce casas

El otro movimiento es el de rotación de la Tierra alrededor de su propio eje, que provoca el día y la noche y determina nuestros horarios y biorritmos. La Tierra tarda un día en completarlo. Ese espacio diario se dividió también en 12 sectores, o 12 casas, de dos horas astrológicas cada una (el día tiene 24 horas). El tiempo necesario para que cualquier signo del zodiaco se eleve a través del ascendente se llama tiempo de ascensión, como resultado de la inclinación del eje polar de la Tierra en relación con la eclíptica, algunos signos se elevan más rápido que otros; esta diferencia varía con la latitud y la época del año, siendo más extrema en latitudes cercanas al polo norte.

El sistema de casas que divide el circuito zodiacal en doce sectores o Casas representa los doce escenarios de la vida humana. Todo lo que existe en el mundo puede ser representado por una de las 12 casas astrológicas.

En cada uno de estos escenarios se representa una parte de nuestra vida. En uno se escenifica, por ejemplo, la vida hogareña, en otro, la vida laboral, en otro, la sentimental, en otro, la economía. En un escenario estamos ganando o perdiendo dinero, en otro durmiendo, en otro divirtiéndonos, en otros sufriendo y así se van configurando espacios donde podemos leer el reflejo de los ciclos celestes en la vida mundana.

Si imaginamos a las casas como escenarios hay que pensar en los planetas como actores. La posición de un planeta en una casa, nos indica el sector específico de la vida a través del cual se producirá la manifestación más intensa del planeta en cuestión.

La base para la lectura de la carta natal, y cuáles son las pautas para entender qué aborda cada casa del zodiaco.

La base para la lectura de la carta natal, y cuáles son las pautas para entender qué aborda cada casa del zodiaco.

El horóscopo, el ascendente

La palabra horóscopo etimológicamente proviene de la palabra griega horoskopos (horos = hora, skopos = mirar), «mirar la hora», «marcador de la hora», que es ni más ni menos que el ascendente.

Mucho más tarde, en el Renacimiento, se adoptó la palabra horóscopo como significadora de la totalidad de la carta astral levantada para un momento y lugar específico y es la acepción que actualmente se mantiene. La carta astral o natal comienza con la primera casa, éstas van a ser numeradas en sentido antihorario.

Las 12 casas astrológicas

Hay casas angulares que son las más fuertes y poderosas en sus efectos; éstas son la I, la X, la VII y la IV, en orden de importancia. Todo lo que sea atinente o esté asociado con las casas angulares merece inmediatamente consideración.

En orden de importancia, luego vienen las casas suscedentes, menos poderosas que las anteriores, aunque más fuertes que las cadentes. Muestran el resultado de las fuerzas puestas en movimiento y poseen una influencia estabilizadora, estas son la XI, la V, la II y la VIII, en orden de fortaleza.

Luego están las cadentes, que son las casas que tienen menos fuerza; los planetas allí presentes se encuentran debilitados, no tienen estabilidad ni dan acción, pero conceden adaptación al pensamiento. Éstas son las casas IX, III, VI, XII en orden de fortaleza.

Una por una: cuáles son las 12 casas del zodiaco

La Casa Primera, llamada en la antigüedad Vita (Vida), es la que representa las tendencias innatas, de las energías propias del individuo de sus rasgos distintivos, de su salud, es la que nos habla de apariencia física de rasgos y características y de la personalidad que muestra el individuo.

La Casa Segunda, llamada Lucrum (riqueza), es la que nos habla de los valores materiales. Del dinero, las ganancias y las pérdidas. Las pertenencias, los bienes, las adquisiciones. La sustancia.

La Casa Tercera, Fratres (hermanos), es la casa de la comunicación, de los hermanos. La casa de la mente concreta, de la educación básica, del medio ambiente. Los vecinos. Los viajes y el transporte.

La Casa Cuarta, Genitor (Padre), es la que se refiere al padre hogar, a la familia, a las herencias raíces (antiguamente, la dote), a los bienes inmuebles y el final cíclico de las cosas.

La Casa Quinta, Fillii (Hijos), es la casa del placer, de las actividades recreativas y de ocio. La casa de los hijos, la de los romances y la de la expresión creativa. La casa de los juegos y diversiones.

La Casa Sexta, Valetudo (Súbditos), es la casa de las personas que trabajan para uno, la de los animales domésticos, una casa de salud y enfermedad. La casa del servicio realizado. Aquí también se ven las mascotas y animales domésticos pequeños.

La Casa Séptima, Uxor (Esposa), es la casa de las asociaciones como el matrimonio y los socios. Acuerdos y tratados. Los enemigos declarados, disputas, litigios, procesos.

La Casa Octava, Mors (Muerte), es la casa de la muerte y sus circunstancias, la de las enfermedades graves, sucesiones y herencias.

La Casa Novena, Peregrinationes (Viajes), es la casa de los viajes de peregrinación, aquellos viajes que se hacen como búsqueda espiritual, de conocimientos o descanso. Es la casa del extranjero, de los estudios superiores, de la filosofía, y de la religión.

La Casa Décima, Regnum (Reino), es la casa de la carrera, la profesión, la dignidad y la gloria, es la casa de las ambiciones y de los éxitos obtenidos. Es la casa de la madre.

La Casa Onceava, Amici Benefacta (beneficios de amigos), es la casa de los protectores amigos y conocidos y los proyectos. La de los beneficios y fortunas de la carrera. La de las esperanzas, deseos y la de los premios.

La Casa Doceava, Carcer (Prisión), es la casa de encierro y aislamiento. De lugares de reclusión, tales como cárceles, hospitales, prisiones e instituciones. Enemigos desconocidos. Enfermedades crónicas o aquellas que requieran internación o retiro.

Compartir

2 thoughts on “Las 12 Casas Astrológicas: significados de la rueda del zodiaco

    1. Gloria, todas las cartas tienen las 12 casas. Por lo tanto todas las áreas de la vida están contempladas en tu carta y en todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *