Acuario

Acuario es un signo masculino, Fijo y de Aire, domicilio de Saturno, exilio del Sol.

A su regente tradicional Saturno,  se le agrega Urano, tras su descubrimiento.

El Sol atraviesa el Signo trópico de Acuario desde el 20 de enero hasta el 19 de febrero, aproximadamente.

Acuario, como todos los signos Fijos, representa el período estable de la estación, en este caso, invernal (en el hemisferio Norte), es por eso que es sólido, firme y concentra las cosas. Por ser un signo de Aire, esto se expresa en el plano mental, por lo que sus nativos necesitan de estímulos intelectuales, del razonamiento y la conversación.

Para la astrología tradicional, cuando el Sol se encuentra en Acuario se encuentra en el signo de su “exilio” (signo opuesto a su domicilio) y no puede ya ejercer un influjo tan intenso como cuando irradia sus energías desde su regencia. Leo, que hace referencia al ego, al yo y al poder creativo propio; en Acuario, en cambio, el Sol se expresa a un nivel más colectivo. Es por esta razón que su naturaleza puede verse condicionada y no manifestarse con claridad ya que se expone a experiencias sociales en diferentes niveles. Muchas veces, puede dar la sensación que tiene que dejar su yo de lado para brindarse a una causa y también indica que se necesita de ese entorno social para evolucionar.

¿Cómo son sus nativos?

Los nativos de Acuario son personas humanitarias, atractivas por su idealismo y por su inventiva. Están abiertos a nuevas ideas, tienen mentalidad creativa pero su actividad se desarrolla más bien en el mundo de las ideas que en el de la materia. Piensan de una manera racional e inteligente y tienen respeto por la libertad propia y ajena.

Visionarios y científicos, sus ideas y forma de actuar se salen fuera de lo habitual, son originales y se adelantan a su tiempo.

Son sociables y comunicativos, pero no les gusta atenerse a reglas establecidas ya que consideran que no se necesitan vínculos permanentes.

Son imprevisibles, amistosos, utópicos, les gustaría ver a todo el mundo unido a través de las relaciones, pero también son desapegados ya que no les gusta verse atados. Su  forma de vida no es nada convencional. Son individualistas, libres de espíritu, no soportan depender de nadie. Pueden llegar al sacrificio si el ideal es poder ayudar los demás. Les gusta ser originales, modernos, todo aquello que esté de moda, marcar vanguardia y eso lo manifiestan en sus hábitos y hasta en su forma de vestir.

Si Acuario tiene una Carta Astral armónica en su conjunto, nos permitirá apreciar las siguientes virtudes: equilibrio, bondad, originalidad, sinceridad, inteligencia y altruismo.

En cambio, si el conjunto de la Carta Astral es inarmónico, algunos de sus más destacados defectos pueden ser: individualismo, obstinación, carácter utópico y contradictorio, centrados en sí mismos y egoístas.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *