Estrellas Fijas

Estrellas Fijas

Según el modelo cosmológico medieval, heredero directo del sistema de representación Cosmológica del Mundo Antiguo, el Universo era esférico, y en su centro, inmóvil, estaba situada la Tierra. Ésta se encontraba rodeada por las esferas, “orbes”, de los siete planetas, quedando esta estructura cerrada por la octava esfera o esfera de las estrellas fijas, en la que se disponían las constelaciones.

Más allá se encontraba el Primun Mobile que ponía en marcha la maquinaría celeste.

A esa imagen, en el mundo cristiano se la relaciona con Dios.

La esfera de las estrellas fijas se convirtió en un motivo iconográfico de gran interés a lo largo de toda la Edad Media, bien en su representación unitaria, como la octava esfera que cierra el sistema de representación cosmológica, o a través de la representación de sus constelaciones.

Las estrellas fijas son objetos celestes que parecen no moverse en relación con las otras estrellas en el cielo nocturno. Es decir; una estrella fija es cualquier estrella excepto el Sol. Una nebulosa, o cualquier otro objeto brillante, también podría ser considerado como una estrella fija. Las estrellas fijas empezaron a ser llamadas así por los astrónomos babilonios con el fin de distinguirlas de las que estaban en movimiento, o los planetas, y fue entonces cuando dividieron por primera vez las luces del cielo en dos grupos y en uno de ellos estaban incluidas las estrellas llamadas fijas, las que pueden verse intermitentemente siempre en la misma posición todo el tiempo. Los antiguos astrónomos estaban convencidos de que estas estrellas estaban incrustadas en una gigantesca esfera celeste que rotaba alrededor de la tierra cada día. El otro grupo de estrellas, que también era visible al ojo humano, fue llamado el de “las estrellas errantes”. El Sol y la Luna también por entonces también eran llamados planetas. Los planetas parecen moverse y cambiar su posición cada cierto tiempo (semanas o meses), y tienen tendencia a moverse dentro de una esfera de estrellas llamada zodíaco. Los planetas también pueden distinguirse de las estrellas fijas porque las estrellas desprenden destellos mientras que los planetas parecen brillar con una sola luz fija.

Claudio Ptolomeo -Alexandría, siglo II 

Desde entonces, y para diferenciarlas a unas de otras, decidieron ponerles nombres de héroes y dioses del momento, y también de animales, o personajes que hubieran hecho algo especial en la tierra.

Catasterismos: la transformación mitológica de un personaje en una estrella o constelación. (cata = encima abajo, aster = estrella, colocado entre las estrellas)

Asterismo: (aster, estrella) conjunto de estrellas que vistas desde el cielo de la Tierra parecen formar una figura pero que a diferencia de una constelación no tiene un reconocimiento oficial por parte de la comunidad científica

Las Constelaciones son, por tanto, asterismos también. La diferencia entre una constelación y un asterismo es que las primeras son visibles a simple vista y están catalogadas por la Unión Astronómica Internacional; mientras que los segundos, son visibles sólo con prismáticos o con telescopio y sólo son reconocidos por los aficionados a la astronomía que se divierten observándolos, buscándolos y catalogándolos.

En los catálogos antiguos podemos encontrar una lista de entre 41 y 45 constelaciones todas del Hemisferio Norte que fueron recopiladas entre los siglos IV a.C. y I AD, hasta la llegada de Ptolomeo, en el siglo II, quien, junto con algunos astrónomos persas, completaron el mapa del cielo hasta entonces conocido catalogando un total de 1.022 estrellas y 48 constelaciones, todas ellas visibles al ojo humano desde Alejandría.

Actualmente el número total de estrellas visibles al ojo humano es de alrededor de 6.000.

Las estrellas fijas son estacionarias, con respecto a la tierra, y se agrupan en cúmulos simbólicos llamados constelaciones, aunque los astrónomos modernos han demostrado que también tienen movimiento como las galaxias que parecen ir girando, y expandiéndose, aunque no podamos verlo a simple vista.

Según las teorías de los astrónomos de la antigüedad cada estrella tiene una influencia muy específica tanto sobre el cuerpo de las personas como sobre las naciones, o sobre el clima, o las guerras, y dependiendo de su situación, puede interferir en una cosa u otra, o en todas. Las estrellas fijas que tienen más influencia se encuentran cerca de la eclíptica y poseen una magnitud muy significativa.

Dentro de la influencia que ejercen sobre los hombres, y toda la tierra en general, esas estrellas, nos encontramos con quince de ellas que los astrónomos árabes empezaron a diferenciarlas del resto llamándolas “behenian”, palabra que en árabe significa “raíz”. En la Edad Media empezaron a ser consideradas imprescindibles a la hora de efectuar todo tipo de rituales mágicos tanto por los cabalistas occidentales como por los magos árabes. “Behenian” (raíz) significa que cada una de esas quince estrellas está considerada como una fuente de energía astrológica para uno o más planetas.

Su nombre quizás provenga de una expresión beduina, bebenias procede del persa “biyabani”, que significa “estrellas del desierto”, y designaba aquellas estrellas de primera y segunda magnitud que eran indispensables para orientarse. Las estrellas bebenias se refieren a estrellas especiales que pueden ser vistas cuando el cielo aún no se ha oscurecido del todo y mantiene su color azulado, antes del negror del fondo del cielo.  Estas estrellas mayores eran también llamadas “estrellas de gloria”.

Este tipo estrellas, que han servido a la humanidad, entre otras cosas, para orientarse en la noche, eran de capital importancia en la antigüedad y mantuvieron su valor como faros celestes para los navegantes de todo tipo, incluyendo a los del desierto, y a todos aquellos que tenían que orientarse en los inmensos espacios abiertos o en medio de la oscuridad de los mares. En los antiguos mapas celestes se destacan claramente estas estrellas, siendo la rojiza estrella Aldebarán una de la más importantes.

Cada una de ellas está conectada también con una piedra, o cristal, además de una planta o árbol, y juntándolos todos apropiadamente se llevan a cabo todo tipo de rituales destinados a despertar la poderosa influencia de la estrella correspondiente.

También tienen una utilidad especial para saber si una persona tiene “buena estrella” o una estrella con una calidad de bebenia que influye en la vida de los seres humanos.

La última de las estrellas “Bebenias”, la decimoquinta, Deneb Algedi, se encuentra en la constelación de Capricornio y estaba relacionada con el dios Pan. El número quince de las estrellas “Bebenias” también está relacionado con el Árbol de la Vida y la Cábala que estudiaban en la Edad Media en Europa cuando siguiendo las teorías de Hermes ya se asociaba a las estrellas con el granito, la artemisa y los símbolos cabalísticos con el fin de llevar a cabo rituales de magia e invocaciones.

Las 15 estrellas Bebenias son:

Algol – Pléyades – Aldebarán – Capella – Sirius – Procyon – Regulus – Alkaid (Polaris) – Gienah (Algorab) – Spica – Arcturus – Alphecca – Antares – Vega y Deneb Algedi.

fija

A continuación una somera descripción de cada una de ellas:

ALGOL

Constelación: Beta Perseus
Magnitud: 2.1
Longitud: 1950 25ºTA 28′ Longitud 2000: 26TAU10
Naturaleza o influencia: saturnino-jupiterina
Es la cabeza de la Medusa, también llamada Caput Algol, su nombre proviene del árabe “Ras -al- Ghoul”, que significa cabeza del demonio, el mal espíritu, el diablo o más exactamente el que lleva la cabeza del demonio. Consideraban a este demonio femenino, ser la esposa del diablo.  Algol es la cara salvaje y atemorizadora de la furia femenina que fue etiquetada como demoníaca. Esta estrella parece contener una gran cantidad de pasión femenina y poder, es el poder femenino y el potencial de la madre tierra.

Algol, una estrella binaria eclipsada que forma parte de un sistema de estrellas dobles. Su hermana que es más oscura, menos luminosa, gira en torno a ella en aproximadamente 69 horas, de forma tal que oculta la luz de la otra durante 9 horas y después periódicamente resurge la claridad. Posiblemente haya otras estrellas oscuras que también pertenecen al sistema solar de Algol. La estrella oscura corresponde a una influencia saturnina pura, la más clara además de lo saturnina tiene algo también de marciana.

Algol representa una pasión que puede consumirte a través de la furia y el enojo que pueden ser orientados de una manera positiva ya que es una de las más poderosas estrellas.

Cualquier planeta que sea afectado en la carta va a estar cargado de energía sexual que debe ser liberado ya que reprimido puede generar violencia.

ALCYONE (Pléyades)

Constelación: Eta Taurus

Magnitud: 3

Longitud: 1950 29º TA 19′ Longitud 2000: 00GEM00

Naturaleza o influencia: lunar-marciana

Llamada así por una ninfa griega. Es la estrella principal de las Pléyades, que son maléficas, son las popularmente llamadas las Siete Estrellas. Pléyades en griego significa “las palomas”. Nueve estrellas de este grupo tienen nombres propios, pero solamente 6 o 7 son visibles. El grupo de estrellas aparece más bien como una nebulosa, porque hay alrededor de 200 estrellas que están en la zona y que se ven telescópicamente.

Las Pléyades corresponden en su influencia a una combinación de Luna y Marte, en buena combinación pueden significar orgullo, tenacidad, laboriosidad y pueden a su vez dar reconocimiento y distinciones. Las fuerzas marcianas favorecen la elevación a altas posiciones, dando algo de apasionamiento y falta de consideración hacia los demás.

ALDEBARAN

Constelación: Alfa Taurus

Magnitud: 0.85 variable

Longitud: 1950 9ºGEM 5´ Longitud 2000: 09GEM47.

Naturaleza o influencia: marciana

Aldebarán es una de las estrellas más grandes del cielo, una de las estrellas reales de Persia, el vigilante del Este, el Ojo del Toro, Ptolomeo la llama la estrella más grande de la cabeza de Tauro, de color rojizo, su influjo se parece a Marte. Los árabes la bautizaron Aldebarán. Las cuatro estrellas reales de Persia son muy poderosas (Regulus, Spica, Aldebaran, Fomalhaut) y cada una de ellas ofrece la posibilidad de alcanzar la gloria, el suceso o la felicidad, pero solamente si las dificultades puede ser superadas, en el caso de Aldebarán se refiere a la integridad y el honor. La grandeza puede ser alcanzada, pero el individuo deberá afrontar desafíos en temas relativos a la identidad y pureza de sus pensamientos y tratos. Si fallan en esta prueba, pueden perder todo. Indica una energía descomunal, inusual, lo que posibilita alcanzar poder sobre la gente, manejarlos, una posición líder, obtener reconocimiento, pero también hacerse de enemigos y peligro de muerte violenta.

CAPELLA

Constelación: Alfa Auriga

Magnitud: 0.08

Longitud: 1950 21ºGEM 10′ Longitud 2000: 21º GEM 52’

Naturaleza o influencia: mercurial marciana

“La Pequeña Liebre”. Aquí actúa el principio mercurial más fuerte a través del impulso de saber, sed de aprender, el amor a la investigación. Estas propiedades son robustecidas en combinación con Luna, Mercurio y Asc. En personas simples todo esto degenera en interés por las novedades. Según la tradición esta estrella fija da curiosidad, mucho interés por enterarse de cosas. En combinación con benéficos hace ser querido, tener honores y éxitos materiales.

SIRIUS

Constelación: Alfa Canis mayor

Magnitud: – 1.46

Longitud: 1950 13ºCAN 23′ Longitud 2000: 14CAN05.

Naturaleza o Influencia: marciano-jupiterina

Sirio es una de las más grandes estrellas y la más brillante del cielo, además del Sol.  Está en el “cuello del Gran Perro”. Es la chispeante, la encantadora, es la más clara estrella fija del cielo visible en el hemisferio Norte. En la Mitología y en la Magia de conjuros jugaba en la antigüedad un gran rol.

El calor de Sirius hacía pensar que causaba rabia o locura en los perros y su elevación y ocultamiento fue tan regularmente observada que fue fundamento del calendario egipcio. El año egipcio comienza con la elevación helíaca de Sirio, que ocurría aproximadamente cada 4 años. Había cultos de Sirio en Egipto, Persia, Grecia y Roma. Está separada de nosotros sólo 8 años luz.

En buena combinación proporciona honores, distinciones, alabanzas, riqueza, puede ser generadora de beneficios como herencias, e indica espiritualidad, y que los pequeños actos del nativo tendrán gran efecto en el mundo, que puede hacer al individuo sacrificarse por un ideal o ganar fama y gloria.

PROCYON

Constelación: Alfa Canis Minor

Magnitud: 0.38

Longitud: 1950 25ºCAN 10′ Longitud 2000: 25CAN47

Naturaleza o Influencia: marciano-mercurial

Está en el “Cuerpo del Perro Menor”. Es afortunada, aunque hace un poco celoso, autoritario, atropellador y da voluntad para llevar adelante ideas y planes rápidamente. De acuerdo a la tradición, esta estrella inclina a la ira y al descuido o a la imprevisión. Puede haber ascenso y éxito, pero siempre existe el peligro de una caída posterior. Aún empresas muy preparadas pueden no ser duraderas o estables. El que se da la cabeza contra la pared y se daña a sí mismo. Procyon agudiza el entendimiento e inclina a la acción.

REGULUS

Constelación: Alfa Leo

Magnitud: 1.35

Longitud: 1950 estaba en 29º 8’de Leo Longitud: 2000: 29LEO50

Naturaleza o Influencia: jupiterino- marciana en el mejor sentido

Como una de las Estrellas Reales de Persia, ésta es una de las más importantes estrellas del cielo, históricamente. Los persas la veían como vigilante en el Norte, y estaba conectada a su mítico rey Feridum, quien en la mitología persa regía el total conocimiento del mundo y fue un gran rey cuyos orígenes fueron similares a Zeus y, como Zeus, fue separado de su familia y alimentado por una vaca sagrada, y en su adultez reclamó el trono a través de una gran batalla.

Regulus “el Pequeño Rey” el “Corazón del León” indica poder y éxito,  también indica condiciones reales para los nativos que la tengan: nobleza, fortaleza, personalidad, conciencia de los objetivos, generosidad, serenidad. Pero ¡cuidado! Cuanto más alto lleva esta estrella a una persona, más debe cuidarse de las venganzas.

La importancia de esta estrella fija está aumentada debido a que está muy próxima a la eclíptica.

BENETNASCH (ALKAID)

Constelación: Eta Ursa Mayor

Magnitud: 1.9

Longitud: 1950 26ºVI 08′ Longitud 2000: 26VIR56

Naturaleza o influencia: Marciano – Saturnina

La estrella final del “Gran Oso”. A menudo hace muy penosa la vida de mucha gente. Reinhold Ebertin ha estudiado la influencia de esta estrella fija en conexión con el tránsito de los planetas lentos y publicó los resultados en su libro “Investigación Cosmobiológica” aparecido en 1969. De acuerdo a lo que suponían los astrólogos de la antigüedad, esta estrella está en conexión con el Reino de los Muertos y así es que es indicadora de muerte, tristeza o tragedia. En lugares importantes en temas mundanos puede indicar pérdida de vidas por derrumbes o avalanchas en las montañas o cosas por el estilo, también derrumbe de casas o de puentes, derrumbes en minas, temblores de tierra y calamidades meteorológicas. Es peligrosa en conjunción con los maléficos.

ALGORAB

Constelación: Delta Corvus

Magnitud: 3.1

Longitud: 1950 12º LI 45′ Longitud 2000: 13LIB27

Naturaleza o influencia: marciano saturnina

Es bastante desventajosa, desfavorable, porque puede indicar en el tema natal influencias saturninas muy marcadas y como tropiezos, fracasos, pérdidas, mala suerte y enemistades.

SPICA
Constelación:
Alfa Virgo
Magnitud: 0.98 variable
Longitud: 1950 23ºLI 08′ Longitud 2000: 23LIB50
Naturaleza o influencia: venusino – marciana

Vista como el manojo de espigas en la mano de la diosa, Spica fue considerada como un símbolo de regalos a la humanidad. Originalmente estos obsequios eran cosechas y recompensas monetarias. De ahí que las espigas simbolicen el conocimiento de la agricultura, lo cual era un regalo de la diosa.  Spica, el manojo de trigo, es el símbolo del conocimiento interior que es respetado.

Debido a su naturaleza y a su proximidad a la eclíptica tiene gran importancia e influencia. Da honores y dignidad y especialmente es de gran importancia para científicos, escritores, artistas, proyectistas y músicos. Spica en el Asc o en el meridiano o en conjunción con Júpiter o Venus, aún para personas de muy modesta procedencia, da protección, distinción o riqueza.

ARCTURUS
Constelación: Alfa Bootes
Magnitud: -0.04
Longitud: 1950 23º LI 32′
Naturaleza o influencia: jupiterino- marciana
Se la llama también el “Observador del Gran Oso” o bien se la hace figurar en la constelación del “Carro”. Es la estrella principal de la constelación de Bootis. Tiende siempre a alcanzar el derecho de la justicia a través del poder y hace a la persona peleadora y amante de procesos. Este es especialmente el caso cuando está en conjunción con Marte y Júpiter. La naturaleza jupiterino- marciana indica actividades y empresas muy activas.

GEMMA (ALPHECCA)

Constelación: Alfa Corona borealis

Magnitud: 2.3

Longitud: 1950 11ºSCO32′ Longitud 2000: 12SCO18

Naturaleza o influencia: mercurial venusina con cualidades también lunares.

Por su influencia mercurial venusina está Gemma muy bien ubicada cuando se halla en el Ascendente y da inclinación a la literatura, arte y ciencia, dones artísticos pero también éxitos en el comercio.

Esfera_2

ANTARES

Constelación: Alfa Scorpius

Magnitud: 1

Longitud: 1950 9ºSAG04′ Longitud 2000: 09SAG46

Naturaleza o influencia: marciana con toques mercuriales, jupiterinos y saturninos.

Esta estrella está en el “Corazón de Escorpio” y es una de las más importantes estrellas del cielo. Es una de las estrellas reales de Persia y es conocida como el vigilante del Oeste. Para los persas esta estrella era el dios de la muerte (Yima) para los egipcios era la tierra de la muerte pues el sol se oculta por allí. En el libro egipcio de la muerte las almas comenzaban su viaje al otro mundo, por el oeste. Como toda estrella real, Antares brindará gran suceso conectado con el mundo material y también puede indicar que la persona sea responsable de su propio fracaso.

En la constelación de Escorpio, es como su Constelación Ant-Ares similar a Marte, también llamada “El Rival de Marte”. De naturaleza decididamente marcial, tiene también pequeños toques de Mercurio, Júpiter y Saturno. Antares hace duro, peleador y amigo de la lucha. Es importante para militares a los que les da disposición intelectual y capacidades estratégicas. Da impulsividad y tenacidad.

WEGA (VEGA)

Constelación: Alfa Lyra

Magnitud: 0.03

Longitud: 1950 14ºCAP36′ Longitud 2000: 15CAP19

Naturaleza o influencia: venusina con un toque mercurial

En árabe es “El Águila que cae”. Es la estrella más clara del Hemisferio Norte. Entre los babilonios se la llamaba “La estrella dueña de la vida”. En buena posición cósmica da talentos artísticos, también inclinación al bienestar, a la comodidad, lo que en naturalezas artísticas excéntricas lleva a menudo a desvíos. En conjunción con Júpiter y Venus parece indicar el camino a la riqueza y a los honores. Cuando otras influencias se mezclan puede arruinarse de nuevo la buena suerte. En el Horizonte y en el Meridiano puede ayudar a tener éxito.

DENEB ALGEDI
Constelación: Gamma Capricornus
Magnitud: 3.0
Longitud: 1950 22ºAQU 49´ Longitud 2000: 23AQU33.
Naturaleza o influencia: Mezcla saturnino-jupiterina

Es el símbolo de la ley y la justicia, de alguien que utiliza el conocimiento y la inteligencia en favor de los demás.
Situada en el “Espinazo del Capricornio” llamada “El punto judicial de la Cabra”. Brinda de acuerdo con sus aspectos cósmicos un destino muy cambiante. De acuerdo a la tradición árabe hace a la persona funcionaria, que ocupa cargos de confianza y también en la justicia. Proporciona sagacidad y conocimiento de la gente. Se trata aquí de una influencia saturnina ennoblecedora.

 

Bibliografía:

Las estrellas fijas, V. Robson

Bradys Book´s of Fixed Strars

Textos y escritos de Tito Maciá

 

Compartir

2 thoughts on “Estrellas Fijas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *