La Carta Natal de Gonzalo Higuaín: fuego y perseverancia

Jugador de la Selección y bombonazo total, “Pipita” se destaca por su calidez, su compañerismo y por su talento. Cómo es según los Astros y su futuro en el fútbol y en el amor, en esta nota.

Gonzalo Higuaín nació en la ciudad de Brest (Francia) el 10 de diciembre de 1987 bajo el signo de Sagitario.

Mientras su madre, Nancy Zacarías, se encontraba embarazada de él, a su padre, el futbolista Jorge Higuaín, le surgió la posibilidad de ir a jugar al Stade Brestois. Este sagitariano aventurero ya en su gestación comenzó a viajar. Ama ir de un lado a otro y sentirá atracción por los viajes toda la vida; adora la aventura tanto como la libertad y el deporte.

Gonzalo, como todo sagitariano, se orienta hacia el futuro. Es optimista, expansivo, curioso, activo, pasional, franco y espontáneo. Tiene un sentido natural de la justicia y del deber, es sincero y generoso.

Su Ascendente en Libra le otorga una naturaleza refinada, armoniosa, una elegancia natural y una actitud, en general, conciliadora. Venus, el regente del Ascendente, se encuentra en el responsable signo de Capricornio, mostrando sus mejores cualidades de seriedad, constancia y compromiso, que se ven reforzadas al estar su Sol en conjunción a Saturno, un indicador de autodisciplina, sobriedad y seriedad. Esos mismos aspectos nos indican que posee una fuerte voluntad, que es constante, perseverante y tenaz, que sabe  dirigir sus esfuerzos en pos de un objetivo, que es realista y que posee un gran sentido práctico. También es paciente, precavido y cauteloso,  muy reservado y auto-controlado: suele ser  reflexivo y demuestra un profundo sentido del deber.

Neptuno conjunto a Venus le suma sensibilidad, intuición y gusto por el arte, lo hace romántico, idealista y de buen corazón… El problema está en que sus ideales son tan elevados que le puede resultar difícil mantener una relación con alguien de carne y hueso, por lo que puede estar expuesto a desengaños.

El Sol, Saturno, Urano, Venus regente del Ascendente y Neptuno  están ubicados en la casa III , que es aquella que habla de los hermanos, los grupos y los viajes de trabajo, un área de la vida que adquiere un énfasis especial. Sus hermanos y compañeros, por lo tanto, tienen una gran importancia en su vida. La casa III (tercera) también es una casa mental, la que da la oportunidad de aprender a través de la experiencia inmediata.

La combinación de Saturno conjunto a Urano allí presentes marca una mente activa y profunda pero a la vez tensa y en conflicto (Saturno y Urano son dos energías contrapuestas). Saturno en casa III lo muestra como una persona de pocas palabras, que habla solamente cuando está seguro de lo que va a decir.

3189971_640pxSu  Luna está en Leo en el Medio-cielo, lugar de la Carta en donde vemos los logros sociales y profesionales, ésta es también la Casa que representa a la madre y señala la importancia de  la figura materna y la familia en su vida. Ese aspecto promete popularidad, notoriedad, viajes y lo muestra como una persona generosa y orgullosa.

Júpiter, el gran benéfico, el planeta más importante de su Carta, está en un ángulo, en la casa de relaciones y de la pareja, la Casa VII, haciendo un trígono (aspecto de facilidad)  con su Sol sagitariano (su centro, su voluntad, su vitalidad) y ambos (el Sol y Júpiter) a su vez  están conectados con la Luna en el Medio Cielo formando una muy benéfica figura llamada “Gran Trígono de Fuego”.  Esta es una figura que lo muestra como una fuente inagotable de vitalidad, con gran capacidad de resistencia y un gran poder regenerador. Excelente aspecto para un deportista,  se puede considerar  a esta configuración como una garantía de protección, bienestar y de recuperación. Ese mismo aspecto lo muestra como un muy buen compañero, con facilidad de trabajar en equipo y, aunque le gusta la soledad, el sosiego y tiene una cierta tendencia al aislamiento, es una persona que sabe brindar su apoyo, pero también necesita ser apoyado por los demás para el logro de sus objetivos.

“Pipita” también demuestra un gran espíritu de competencia indicado por la conjunción Marte-Plutón en la Casa I, lo que lo hace un magnífico luchador, sumamente competitivo: lleva el ardor combativo en su sangre y está mentalizado para vencer y sobrevivir. Sus acciones son impulsadas por poderosos y arraigados instintos, lo que puede verse expresado especialmente en su vida amorosa y sexual, donde manifestará su costado más emocional.

Con ese inmenso caudal energético, será capaz de realizar grandes obras ya que esa conjunción muestra gran poder mental y energético físico, y una muy positiva predisposición, ambición y capacidad de regenerase y volver a comenzar.

En momentos de crisis, es la clase de persona que se restringe a sí misma hasta saber exactamente cómo debe actuar. A menudo recurrirá a la acción directa, pero si el asunto está difícil, también puede echar mano de medios diplomáticos y mucho más sutiles. La conjunción de Marte con Plutón es un aspecto de reconstrucción y regeneración y es el que indicó el “renacimiento” de Gonzalo después de una grave crisis de salud con apenas 10 meses de vida. Esa conjunción de en cuadratura a la Luna lo muestra también como ansioso, susceptible, con emociones a  flor de piel, aunque no lo demuestre.

Un excelente futuro

Este año Gonzalo recibe su cumpleaños en Nápoles, Italia, porque sabemos que está trabajando allí. Debido a que su gran trígono de fuego natal está recibiendo los favorables influjos de Júpiter, le auguramos crecimiento y oportunidades, un fuerte impulso en su popularidad y nuevas propuestas laborables indicadas por el trino de Urano al Sol que durante este año se hará exacto.

Es posible, también, que pase por un período de dudas o confusión al tener que tomar determinadas decisiones laborales ya que Neptuno de su revolución solar está ubicado en el medio-cielo de la carta de revolución y eso puede inclinar a decepciones o desengaños en general, por lo que no se debe decidir antes de evaluar bien las propuestas y tener todo en claro y si es posible por escrito. Atención también con situaciones poco claras o confusas relativas al deporte en el que actúa.

La Luna de su revolución solar atravesando el Medio-cielo natal, promete una búsqueda de madurez y crecimiento profesional, también indicada por la Luna atravesando la Casa X en progresiones secundarias: toda la energía está puesta en su carrera profesional donde hay expectativas de mejoras, tanto en el aspecto laboral como en el económico, con un muy posible cambio de camiseta.

Para el amor, todavía no llega el tiempo del definitivo.

Desde Buenos Aires, le deseamos todos los éxitos en este nuevo ciclo que se inicia. ¡Feliz cumpleaños, Gonzalo!

Diciembre 2014

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *