Luna Roja de Octubre 2014

Eclipse total de Luna

Los eclipses son los fenómenos celeste más temidos. Muchas culturas asocian los eclipses a mitos de todo tipo; por ejemplo, monstruos que atacan al Sol durante cierto tiempo. Los antiguos chinos creían que un dragón se devoraba al Sol.

Cuando el Sol, la Tierra y la Luna (en este orden), se ubican sobre una misma línea del espacio, sucede que la sombra de la Tierra cubre la superficie de la Luna, que en la ocasión se encontrará necesariamente en su fase de Luna Llena. Entonces vemos el oscurecimiento del disco lunar. En la antigüedad esto era muy temido ya que la Luna durante el eclipse total se tiñe de rojo.

Los eclipses ocurren aproximadamente cada seis meses. El próximo que tenemos por delante es el Eclipse Total de Luna, del día 8 de octubre. Los eclipses tienen que ver con el punto zodiacal donde ocurren: éste se producirá, a la mitad del Signo de Aries en el grado 15.

Sus Efectos

Los eclipses son más poderosos que las lunaciones, pero, como en todas las Lunas llenas, durante este eclipse de Luna las reacciones serán más instintivas y viscerales y sus efectos sobre el organismo serán más directos con mayor tendencia a los trastornos psicosomáticos, por lo que será recomendable nos ocupemos de relajarnos.

Para quienes conozcan su Carta Natal, el principal efecto de un eclipse se  hace sentir sobre la casa del mapa natal en que ocurre. Por lo general, se trata de una activación de esos asuntos en los próximos  meses. Se trata de algo que necesita ser modificado o alterado a fin de avanzar. La palabra clave será “revalorización”. Como este eclipse se produce en conjunción al planeta Urano también  puede traer algún tipo de “revolución” o corte en el área afectada.

Habrá tendencia a actuar impulsiva e inesperadamente, a los  cambios repentinos de humor, así que en esos días se habrá de prestar especial atención a las reacciones imprevistas ya que pueden presentarse momentos de inquietud y desasosiego, agotamiento emocional. Lo más característico de esta fase es un sentimiento de confusión, teñido de añoranza y melancolía por etapas que uno siente que está dejando atrás,  pero con una carga de rebeldía o impaciencia.

Es importante considerar que los eclipses no son necesariamente negativos. Los temas focalizados se enfatizan (pudiendo mejorar o empeorar) y  sus efectos no siempre son inmediatos,  pueden tener lugar en un plazo de hasta seis meses.

Los eclipses también se pueden producir en conjunción a un planeta natal  obligando, de la misma forma, a revaluar los temas relacionados con ese planeta. Cuando un eclipse se produce en conjunción a la Luna natal, podemos recordar cosas de nuestra historia que tiende a dar una vuelta al pasado, buscando hechos o personas que creemos podemos aprovechar a recontactar o aplicar en la situación actual.

Los efectos de los eclipses son siempre más evidentes en Astrología Mundial, cuando afecta a la carta natal de las naciones o ciudades. Pero a nivel personal, podemos decir que en ese tiempo estaremos consumiendo energía y atención en el área de la vida  relacionada con la casa donde se produce el eclipse. El truco está en hacer más  de lo necesario en el intervalo de tiempo de influencia del eclipse. Es posible que necesitemos hacer más de lo que haríamos en un período normal debido a los cambios externos, pero habrá que tratar de evitar iniciar proyectos nuevos e importantes, tres días antes y tres días después del Eclipse. Ese período que se llama “Sombra de Eclipse” está sujeto a inestabilidades. Todo lo que se inicie con un eclipse puede resultar complicado. Se debe tratar de no iniciar acciones importantes  ni decidir cuestiones trascendentes.

A quienes afecta

El eclipse afectará fundamentalmente a quienes tengan puntos sensibles a mitad del segundo decanato de Aries,  Libra , Capricornio y Cáncer quienes pueden vivir, cambios imprevistos  momentos de  tensión, nerviosismo e inquietud, sorpresas y cortes inesperados. En estos casos, se procede con moderación, evitando excesos a todos los niveles mientras nos preparamos para hacer frente a la circunstancias que deben ser reevaluadas. Un eclipse no es necesariamente traumático pero si estamos descuidando la  zona de la vida puesta en énfasis por él, nos veremos obligados a hacer frente a las circunstancias, eliminando todo aquello que no sirva en ese área específica.

Acuario, Géminis, Leo y Sagitario pueden vivir buenos momentos para el trabajo creativo. Surgirán ideas originales o de inspiración intuitiva para realizar o cambios, habrá tendencia a vivir experiencias interesantes ampliando el horizonte mental y espiritual.

Para los Signos de Virgo, Escorpio, Tauro y Piscis los efectos de este eclipse no serán tan evidentes a menos que el eclipse toque algún planeta natal.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *