Las 17 formas en que la Luna puede estar afligida

“Toda la esencia del cuerpo humano se asocia con el poder de esta divinidad. Pues, luego que toda la esencia del cuerpo humano ha penetrado en el ser humano completo, y el Espíritu de la Mente Divina ha infundido el cuerpo, la Luna, mediante su curso, mantiene la forma del ya moldeado cuerpo. Por lo tanto, debemos observar cuidadosamente los movimientos de la Luna para explicar la esencia completa del cuerpo humano …

“Toda la esencia del cuerpo humano se asocia con el poder de esta divinidad.Pues, luego que toda la esencia del cuerpo humano ha penetrado en el ser humano completo, y el Espíritu de la Mente Divina ha infundido el cuerpo, la Luna, mediante su curso, mantiene la forma del ya moldeado cuerpo. Por lo tanto, debemos observar cuidadosamente los movimientos de la Luna para explicar la esencia completa del cuerpo humano.

El ser humano no podría existir a menos que su cuerpo haya sido formado con una fuerte protección.

Se equivocan los que sostienen que en la carta natal sólo se encuentra el conocimiento de la vida del Espíritu del hombre – esto es, en el Ascendente y Mediocielo. Es verdad que tal esencia se encuentra en esos puntos, pero nosotros también deberemos observar diligentemente el curso de la Luna, tanto como al Ascendente y Mediocielo. Dios el Creador del hombre, cuando gestó, con su habilidad única, al ser viviente, unió el alma humana al cuerpo terrestre. El alma, vertida hacia el interior y atada por la fuerza de la necesidad, gobierna y sirve al frágil cuerpo mortal. El alma no tendrá un receptáculo perfecto, y no será capaz de demostrar su divinidad, a menos que el cuerpo haya sido preparado para su recepción. Así, el alma y el cuerpo, sosteniéndose mutuamente, por la fuerza de sus propias naturalezas, muestran que el hombre está compuesto de una naturaleza divina, y una terrestre, reunidas en un molde y forma perfectos”

(Firmicus Maternus. Mathesis, IV, 1. Teubner. Ed. Kroll – F. Skutsch, traducción E. Gramaglia )

LEER PDF

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *