¿De qué signo somos los argentinos?

Compartir

Si qusiéramos saber cómo somos los argentinos, de la misma forma en la que buscamos nuestra manera de ser a través de la artrología, podríamos…Así como en las cartas natales de los individuos existe un horóscopo llamado de la “concepción” que se levanta para el instante en que el espermatozoide fecunda al óvulo, (innegablemente existe una vinculación biológica entre esa primera célula creada y el futuro ser) sucede lo propio y así debe ser considerada la relación entre la carta de la Revolución de Mayo y la de nuestra Independencia. Son dos caras de una misma moneda que se complementan y apoyan entre sí y aportan al astrólogo un panorama más amplio tanto en la interpretación como en la predicción.
Nadie se desarrolla fuera de su medio ambiente y ningún medio ambiente existe sin una historia, una herencia.

El pueblo quiere saber de qué se trata

Ser de un signo significa que en el instante en el que nacimos el Sol se encontraba atravesando por dicha constelación. El 25 de mayo de 1810, el astro rey estaba en Géminis. Este signo se ve reflejado en nosotros porque tenemos una forma de ser curiosa, inquieta, dual, comunicativa e intelectual. Nos gustan los cambios, los viajes y tenemos algo de ventajeros, una cualidad asociada a Mercurio, el regente de Géminis.

La carta “maya” (de mayo) también tiene como característica el ascendente en el signo de Leo. El ascendente, también llamado “horóscopo”- del griego horskopos, hora- es el que refleja el instante mismo en que esa carta se plasma en el mundo físico y representa, en este caso, al país y sus habitantes. “Todos conocemos la broma sobre el comprar a un argentino por lo que vale y venderlo por lo que se dice que vale, algo típico de un ascendente en este signo de fuego, ya que es conocida su característica de tener bien en alto la autoestima”

Otro punto fundamental en una carta es la luna que refleja al pueblo. En este caso está en Piscis. Esto lo define como soñador, emotivo, sentimental, doliente, como el tango, esa música tan nuestra. Piscis, además, es sensible, adaptable e imaginativo y está relacionado con lo ficticio, lo fantástico, lo irreal y lo artístico en todas sus expresiones.

Somos libres

La otra carta, la del 9 de julio de 1816 (la carta “juliana”) tiene el Sol en Cáncer, un signo de agua regido por la Luna, sus pautas de comportamiento se revelan en una sensibilidad expresada en el amor a la tierra natal. Receptividad y tenacidad son características de este signo, así como el amor a la buena cocina. Es muy curioso el hecho de que el pueblo argentino haya inaugurado la modalidad del ´cacerolazo´ como forma de protesta a nivel mundial.
carta e independencia
El signo de Cáncer, al estar regido por la Luna (el astro que más se mueve y muta en el cielo), tiene analogía con los cambios y los viajes, indudablmente somos un pueblo viajero. El el signo de Cáncer es un signo de Agua relacionado con el mar y los grandes ríos, el hecho de que nuestro país tenga una gran zona costera y nuestro Río de la Plata sea el más ancho del mundo, además de contar con importantes vías fluviales como el río Paraná y Uruguay también podría considerarse como algo acorde con ese Signo.
Una de las características principales de la carta del 9 de julio de 1816 es que la Luna está llena, lo que implica que el Sol y la Luna estaban opuestos al estar el Sol en el Signo de Cáncer, domicilio de la Luna ésta se encuentra es su exilio lo que nos habla de un pueblo sufriente, empobrecido.
El ascendente de esta carta está en Libra, el signo de las relaciones, la diplomacia, el arte y la belleza. Los argentinos apreciamos y poseemos esas cualidades: Buenos Aires tiene fama de ser una de las capitales más hermosas del mundo y la mujer argentina es también una de las más bellas.

cartas argentinas

Las coincidencias entre ambas cartas

-“El sol está elevado y opuesto al planeta que representa al pueblo, mostrando algo que los argentinos ya sabemos por experiencia: las relaciones con nuestros gobernantes no han sido fáciles”.

-“El sol y la luna están mal aspectados entre sí. El sol representa el poder y la luna al pueblo, lo que refuerza lo anterior indicando que los intereses del pueblo en general están opuestos a los de nuestros gobernantes”.

-“Venus, el planeta femenino, está ubicado en el medio-cielo. Ese es el lugar de la carta desde donde vemos al poder.  Esto nos señala a mujeres fuertes: ya hemos tenido dos presidentas, algo que no es muy habitual”.

-“Venus y Mercurio están en conjunción en ambas cartas, lo que sería equivalente al ‘buen decir’ o al saber decir las cosas de manera bella y agradable. Y nuestro país ha sido cuna de grandes escritores y poetas que han trascendido en el exterior. Ambas conjunciones están determinadas a la casa IX, que es el lugar de la carta que nos muestra todo lo que está más allá de las fronteras”.

-“Las grandes extensiones de tierra poco habitadas están representadas por Saturno determinado a la casa IV, la casa que nos habla de la tierra propiamente dicha en la carta de un país. En el caso de la carta del 25 de mayo, Saturno está allí presente, en cambio en el caso de la carta del 9 de julio es el regente de esa casa y el Señor de la Luna, dos expresiones diferentes del mismo símbolo. Saturno se determina por regencia y por presencia a la misma casa horoscópica en las dos cartas”.

-“Marte está elevado  en ambas cartas y opuesto a Saturno: este difícil aspecto indica, por un lado, períodos de freno y debilidad que se alternan con períodos de avance, como efectivamente ha sucedido. Marte el planeta que representa a los militares, también nos muestra el desorden y desmembramiento social que ha generado la violencia en nuestro pueblo”.

Como demuestran estos ejemplos, en astrología no existe solamente una manera de expresar las cosas. “Así como innegablemente existe una vinculación biológica entre una primera célula creada y el futuro ser, sucede lo mismo entre la carta de la Revolución de Mayo y la de nuestra Independencia. Hay características que comparten y hay otras particulares de cada una”

La sumatoria de cada una ellas nos definen como país y como sociedad. No somos sólo de un signo, somos el resultado de la influencia de varios. Somos contradictorios y talentosos; egocéntricos y al mismo tiempo solidarios y sensibles; trabajadores pero… a veces no tanto; receptivos, tenaces y orgullosos… Somos argentinos.

Nota publicada en “Entre Mujeres” del diario Clarín con motivo del bicentenario
y republicada el 20 de mayo del 2011

http://www.entremujeres.com/vida-sana/bienestar/signo-de-los-argentinos_0_255574446.html

y el 16 de agosto de 2013 republicada por Gupo Maga TV:
http://grupomaga.tv/post_blog/como-es-la-argentina-segun-la-astrologia/

Compartir

1 Comment

  1. Excelente y revelador trabajo el tuyo. Me encantó

Deja un comentario